Mpregunto si es tan dif poner en pr cosa q pueden de VERDAD VERDADERA mejorar el sistema carcelario. Entre pitos y flautas el tiempo se pasa volando!! se vuelve a empezar la misma rutina pero al rev encontrandose con caras angustiadas, abrazos que no cesan, saludos por los «ventiladores» , alguien que se seca alguna l rebelde. Y funcionarios extenuados al que solo les falta decir :»cerr y vamos!»Amigos, si es que los tengo!!dejo esto por ac sigo con alguna de las cosas que he pensado respecto a «posibles soluciones»un abrazo.

Guevara puede haberse enamorado de su propia muerte, pero estaba mucho m enamorado de la muerte ajena. En abril de 1967, hablando por experiencia, resumi su idea homicida de la justicia en su «Mensaje a la Tricontinental»: «El odio como factor de lucha; el odio intransigente al enemigo, que impulsa m all de las limitaciones del ser humano y lo convierte en una efectiva, violenta, selectiva y fr m de matar». Sus primeros escritos se encuentran tambi sazonados con esta violencia ret e ideol A pesar de que su ex novia Chichina Ferreyra duda de que la versi original de los diarios de su viaje en motocicleta contenga la observaci de «siento que mis orificios nasales se dilatan al saborear el amargo olor de la p y de la sangre del enemigo,» Guevara comparti con Granado en esa temprana edad esta exclamaci » sin disparar un tiro? Est loco.» En otras ocasiones el joven bohemio parec incapaz de distinguir entre la frivolidad de la muerte como un espect y la tragedia de las victimas de una revoluci En una carta a su madre en 1954, escrita en Guatemala, donde fue testigo del derrocamiento del gobierno revolucionario de Jacobo Arbenz, escribi «Aqu estuvo muy divertido con tiros, bombardeos, discursos y otros matices que cortaron la monoton en que viv La disposici de Guevara cuando viajaba con Castro desde M a Cuba a bordo del Granma es capturada en una frase de una carta a su esposa que redact el 28 de enero de 1957, no mucho despu de desembarcar, publicada en su libro Ernesto: Una Biograf del Che Guevara en Sierra Maestra: «Estoy en la manigua cubana, vivo y sediento de sangre».

De acuerdo que tenia la costumbre de ir a cagarse en las bodas, vale que mas de una vez se havia follao las palomas de la plaza del ayuntamiento y que le gustaba morder a los peluqueros que hablaban fino, pero solo era un animal irracional. Un ser inconsciente y por lo tanto inocente. Estava en un mundo que no comprend no distingu el «bien» del «vais a pasarlas putas cabrones».

Ray Ban Round Black Sunglasses

Deja un comentario

gafas ray ban baratas| gafas ray ban baratas| Gafas Ray Ban Mujer| gafas ray ban redondas| gafas graduadas ray ban| ray ban hombre| gafas ray ban mujer| gafas graduadas ray ban| ray ban polarizadas| gafas graduadas ray ban| ray ban aviator mujer| gafas ray ban wayfarer| ray ban baratas| gafas ray ban mujer| gafas ray ban outlet| gafas de sol ray ban| gafas ray ban| gafas ray ban redondas